21 de febrero de 2008

respiro

1:50

delante de la pantalla. A la derecha, tirado en la cama, un libro que ando leyendo ultimamente justo antes de dormir, metido entre las sabanas y acurrucado, soñando con su personaje peculiar y pensando (solo un poco) en lo que sucedera mañana.

mañana? - pregunta intrigante -

si, que pasa, no piensas en lo que pueda suceder mañana?

hombre, si te soy sincero, no me gusta hacer planes con tanta antelacion - suelta una carcajada absurda y lo mira perplejo.

tu siempre con tus chorradas, nunca cambiaras.

y quien quiere cambiar? tu? yo? a quien le importa lo que suceda mañana, tio. Vivo ahora mismo lo que me sucede y solo me preocupo por sentir que sigo respirando. Otros viven preocupados en si el dia de mañana podran tener un coche o una casa, si podran formar una familia para ir en verano a benidorm o a maspalomas, yo, en cambio, no me preocupo por eso, es mas, me ocupo de sentir cada latido, de coger cada suspiro y hacerlo eterno en este mismo instante que sucede...

bla bla bla, eso suena muy bonito, tu siempre con tus discursos del carpe diem ese de los cojones... chaval!! espabila! que ya no tienes 15 años ni tienes a mami para que te saque las castañas del fuego cuendo huele a chamusquina... no, no, no... esto es la vida real, nada de peliculas de ficcion ni julias roberts de pacotilla... esto, esto... esto no es hollywood, no vamos en limusina...cogemos el metro, la guagua o un taxi cuando tienes prisa (y dinero)... asi somos

y asi les va - interrumpe y se echa a reir - jajajaja

bah! nunca aprenderas...

2 comentarios:

elendaewen dijo...

Pues yo creo que no te va mal así =) todo lo contrario, quién pudiera hacer suya esa filosofía...

Saludos.

Mar dijo...

¡Y qué más da lo demás! Lo importante es lo que se vive en cada momento.... es cierto que el futuro no existe porque cuando lo alcanzas se convierte en presente