17 de agosto de 2006

Reloj, no marques las horas...


INSTRUCCIONES PARA DAR CUERDA A UN RELOJ

Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia a comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.

Julio Cortázar, Cuentos Completos 1996.








(volví, todo bien, todo en orden... Cambios, muchos, para bien, todo genial... ya las iré contando... ah! por si alguien quiere... Sábado 19 en Charleston Café a las 23 hs, "Ardiel Zaya & Trio"... sorpresas y tema nuevo... Besos! Salud :D)


9 comentarios:

Elendaewen dijo...

Bienvenido =)
Besos miles y un abrazo.

Silvia dijo...

no lo conocia...es precioso.

Te regalan miedo...
el tiempo, es solo mio...
yo ya no uso relojes...

besos!

:)

síl dijo...

yo tampoco uso... aunque al final, el remedio es peor, pq terminas mirando el movil!

besos a destiempo

Marguita dijo...

Tiene toda la razón pero prefiero los cuentos de final feliz...y comieron perdices. Yo no tengo reloj, pero llevo pulseras, recuerdos de momentos pasados que no cuestan dinero pero sí el esfuerzo y el cariño de quien me las regaló, nunca había pensado que con ellas me regalaban el miedo a perderlas...

Scarlett dijo...

Chico cambiante sí señor.

Pasaba por aquí. Un beso!

esencia dijo...

La sorpresa doble, de encontrarte y de poder escribirte.

Qué agradable volver a esta casita de velas encendidas. Por cierto, ya me gustaría a mí estar el 19 en el concierto. Bueno, ya sabes que en cierta forma, estaré, verdad?

mil besos niño, cuídate mucho

esencia dijo...

se ha parado aquí el reloj :(

besos!!

Seleka dijo...

yo he sido el presente de dos relojes en los últimos años ;)
pero solamente me sacan de paseo en las ocasiones especiales, de diario solamente acompaño a mi movil.
Besos y muchas enhorabuenas por esos cambios ;)

marthitacisneros dijo...

ijole...
reloj no marques las horas...!!