23 de febrero de 2006

A mi no me lo preguntes...

3 comentarios:

Elendaewen dijo...

Por qué no? Mientras sea sólo una pregunta =)

Abrazos!

gabi dijo...

Cuando era pequeño, por debajo de la ventana de mi casa, pasaba todas las noches un individuo gritando a pleno pulmón esa pregunta. Sólo eso: ¿Por qué?.
Una noche sin más, dejo de pasar.
Supongo que alguien, por fin, se digno a contestarle. Me le recordaste. Tiempo después yo le hice una canción, pero ese es otro tema.
Un abrazo.

Seleka dijo...

nos hacemos las mismas preguntas cuando no obtenemos respuesta, las respuestas no nos convencen, o cuando las respuestas duelen y entonces nos preguntamos el por qué de las respuestas...
dicen que hay que saber formular la pregunta para tener la respuesta adecuada...dicen...responden...
tal vez hasta que uno no encuentra la respuesta por si mismo,y la asimila...
Besos