2 de diciembre de 2005

Punto y... ¿a parte o final?

"Navego a la deriva por algún lugar,
atrás queda la risa y delante la realidad,
no encuentro la postura que me ayude a conciliar
el sueño en el que encuentro tu mirada y sigue igual.

Llego y huele a muerto, sabe extraño tu calor
el frío esta en mi cuerpo igual que el tiempo en el colchón, voy descubriendo un mundo nuevo en nuevas calles, como el abismo me separa de este sur."


El reloj se para, los ciclos se cierran, las metas están logradas, ya cada ser hizo su cometido... cada uno tenía una función y parece que solo queda polvo de estrellas en el aire... quizá sea tiempo de cerrar puertas (o dejarlas entornadas simplemente..) sin olvidar las mil ventanas que siempre (siempre...) quedarán abiertas para observar, en ambas direcciones, el transcurso de la vida...

2 comentarios:

Serena dijo...

Lo malo del amor es cuando pasa... lo malo del amor es si no coincidimos.
Porque si nos amamos podemos alternar posturas, una veces uno ama y el otro es el que es amado y viceversa pero siempre mirando los dos en la misma dirección, eso es para mi amor, coincidir y mirar los dos en la misma direccion, si dejamos de hacerlo de nada sirve intentar sujetar velas bajo la fria lluvia de Noviembre (Recuerdo la Balada "November Rain", ultimamente mas de lo normal).

Ardiel, el sentimiento muda, tu lo sabes bien, entiendo que justo en la transición y mientras tanto duela.

Besos y Abrazos cercanos

Elendaewen dijo...

No cierres nada, guarda la taza, mira otras nuevas, entorna puertas, ventanas, baules, cartas y armarios. Haz un hueco en las sábanas, por si alguien se acerca, que tenga sitio.

Un abrazo.

PD: y no eres "sólo uno más" :)