13 de diciembre de 2005

Hoy...


Hoy sali a la calle, necesitaba despejarme un rato y de paso comprar unos cds... La parada de
guaguas esta a 10 min de mi casa, tranquilamente me da el viento en la cara hasta que llego, espero y llego a mi destino. No me suelo entretener mucho cuando salgo de compras asi que, rapidamente cojo lo necesario y me dirijo a la caja. La chica antiende a una pareja que esta justo delante mia, parece cansada, la pareja no para de decirle mil cosas extrañas, ella asiente e intenta sonreir, me mira y le hago una pequeña mueca que dice "te entiendo, llevas aqui horas y horas y encima estos dos no paran de aburrirte con tonterias...", sonrié y me atiende muy amablemente. Con una gracias y una bonita sonrisa (1-0) me voy del centro comercial. Cruzo la calle y entro en otro, un vistazo rapido a la seccion de zapatos, otra dependienta simpatica y me voy de vuelta a casa.
Casi no tuve tiemp
o de sentarme a esperar ya que la guagua pasaba justo en ese instante.
6 minutos y me bajo. De camino a casa un aire extraño entra en mis pulmones, sensación rara pero agradable. No tengo ganas de volver, es temprano. Sigo por la acera y bajo toda la avenida,
no me desvio hacia mi casa... el viento, muy presente por esta zona, invita a soltarme el pelo
aunque no del todo. Saco del bolso una pequeña diadema de colores que cubre parte del pelo y la punta de las orejas que poco a poco se estaban enfriando, grata sensacion...

Pensando en mis cosas, con la cabeza un poco baja me viene un recuerdo rapido a la mente, se va y al levantar la cabeza saludo al conductor parado justo a mi altura, cara conocida que toca la pita y sigue parado por el semaforo.
Y veo colchone
s y me entran ganas de dormir...
Y a la izquierda un mendigo tumbado en lo que puede ser su "casa"...
y en la otra acera una madre con carrito,...prosigo mi camino.
Llego justo a la altura de la casa de un amigo y aunque se que vive en el 5ºA recuerdo como, cuando niño, tocabamos siempre en el B y nos echabamos unas risas...
Y me entra sed y paro a comprar un te frio limon. Sigo en dirección a la playa dejando que mis pies guien el camino. Y me tropiezo con un lugar donde la metrosexualidad hace culto al musculo e intento compartir mi sonrisa pero no es aceptada (1-1)...
y paso delante de un perro que espera atentamente a su dueño fuera de una tienda de ropa, y cruzo aceras, pasos de peatones y semaforos en rojo... y al doblar la esquina...
la playa...tranquila...de noche... la brisa y el olor a mar...
Y gente corriendo por la avenida...
y veo parejas de todas las edades...
y niñas paseando a perros y perros paseando a niñas,
y adornos navideños, palmeras iluminadas y papa noeles colgados por las ventanas
y mucha gente con la que cruzar la mirada.
Bares, tapas, guiris, obras, madres embarazadas, ejecutivos con movil, orientales en la puerta de un buffet, y un muñeco de shrek que me hace pensar en su novia,
y te doy vueltas por mi cabeza,
y es en ti en quien pienso,
y me entran ganas de islas cercanas y de abrazos prometidos 3 meses atras...
y muchos souvernirs a 1,50, bienvenido a gran canaria...

Y un dibujo de una gran hamburguesa abre mi apetito y un olor a kebab activa por completo mis papilas gustativas que empiezan a segregar saliba y una pizzeria, y un 24 horas que saca bagets
recien hechas de un pequeño horno y en el suelo... un vomito que corta de raiz toda esa
sensación... y recuerdo que no me queda mate en la despensa.
Giro mi rumbo al oeste y al cruzar la chica del coche blanco me sonrie gratamente (2-1) y me deja pasar... compro mate y una infusión que me ayude a calmar el insomnio de tantas noches.
Rooibos con esencia de caramelo.
Y a 5 minutos la guagua que me lleva de nuevo a casa. Entro y me quedo depié. A medida que avanzaba entraba mas y mas gente....mas y mas gente, y de pronto, parece que alguien canta un villancico... un señor de unos 60 años alegremente, en la parte de atras, sentado y animando al resto a cantar: "ande, ande, ande, la maria es morena...",
quiza los locos seamos el resto que no nos atrevimos a seguirle...
Y mientras mas gente entraba, mas alto cantaba... y otra mirada cruzada se convierte en complicidad tras el término de una gran rima que venia del final de la guagua (3-1) y de pronto gritos, mas gritos, que no decian nada amigable, viro la cabeza y el cantante de villancicos estaba "abrazado" a su compañero de viaje en una pelea un tanto extraña. Rapidamente la gente cercana separa y calma los animos, se oyen gritos: "chofer, pare"... y de pronto...

- de la nada sale una chica, joven, unos 30 años, con un niño chico cuya cabeza le llegaba a la
cintura de la madre, rubia de bote y coleta apretada y grita... "y encima es extrangero!, que se
cree el guiri este.. que le puede pegar al señor, o que? - alzando aun mas la voz, justo en el
momento en el que todos callan - largate de aqui, extrangero! - silencio...

Lo que podria ser una amiga o conocida suya, asiente y farfulla algunas palabras...yo, me quedo
atonito tras ese alarde de racismo extremo y mis nervios se ponen a flor de piel cuando la oigo
quejarse de no se qué de un moro y un negro...

Una de ellas me mira y exclama: "si es que..parecen tan normalitos y mira..."

- obviamente no es motivo para pegarle a nadie, independientemente de su lugar de origen, en todos lados hay de todo, si no le gustaban los villancicos se podria haber quitado de ahi, simplemente, pero creo que su comentario estuvo salido de tono, sin ir mas lejos, detras suyo hay un chico oriental, y quien le dice a usted que yo no soy de marruecos? no juzgue sin conocer y sea un poco mas tolerante... disculpe, esta es mi parada...

me bajo de la guagua, 4 minutos mas tarde entro en casa... creo que voy a prepararme una
infusión...

5 comentarios:

Gabi dijo...

Quedate con el 3-1

Respecto a lo del autobus, no he conocido a nadie que se declare racista o xenofobo, pero haberlos hailos. En cada autobus, en cada calle, en cada...

Me encanta como escribes Ardiel.

Elendaewen dijo...

A pie, en guagua... siempre viene bien cambiar el aire de los pulmones y llenarse de realidades, buenas y no tan buenas.

Aquí, mi parada, está a 10min de mi casa, y sólo hay un autob... guagua para moverse.

Creo q tb pasa por tu barrio XD

Seleka dijo...

Una pena pero como dice Gabi por todas partes hay racismo, debes quedarte con las sonrisas, las miradas cómplices...y ese viento que te enfría las orejas, y los colores, los olores...
A la "de bote" dejalá ahi, en la guagua...
Un beso y gracias por el paseo ;)

gavroche dijo...

Lo más triste es que te pasó a ti hoy y mañana volverá a pasar.
A pesar de todo van ganando las buenas emociones.
Me has hecho recordar una situación que viví en cercanias-renfe camino de Guadalajara, cuando un grupo de centroafricanos se unió al grupo de amigos cantando "la senda del tiempo", acabamos cantando aquello de "in the jungle, the magic jungle the lion sleeps tonihgt" fue grandioso.
Los prejuicios nos transforman en ignorantes y nos hacen perdernos tantas cosas...
Un saludo Ardiel

reflejos dijo...

Cada día hay más xenofobia. Lo voy comprobando.Pero me ha encantado el paseo por esas tierras y he vivido su ambiente. Quédate sólo con lo bueno.
Una sonrisa.

Saludos.